Drible

Creditos al autor

Escuchaba la radio, perdido en sus pensamientos. Viajaba a gran velocidad entre cada uno. Los hechos del día se reconstruían en su cabeza, como un pequeño juego de ajedrez, suspiró cuando dos imágenes mentales se cruzaron entre ellas.

Se lamentaba un poco por lo que había pasado, más sin embargo no hizo mucho por evitarlas. Seguían apareciendo más rápido cada vez. La danza continuó por un período incontable, hasta que la voz de la radio cambió de tono, produciendo que las imágenes se detuvieran y desaparecieran en el aire.

Regresar a la realidad era más difícil, ¿qué haría ahora sin la conclusión? Nada. Debería armarla él mismo sin abstraerse. Pensó que lo mejor sería no volver a decir lo que pensaba, de todas formas él era dos, unas veces pensaba una cosa y al mismo tiempo otra, no podía ponerse de acuerdo y ella lo percibía contradictorio.

Pero si unificaba criterios, esforzándose al máximo, leyendo la expresión facial de su rostro todo sería mejor. Ella no podría entrar en su cabeza, y criticarle, ambos serían felices. Bueno, no del todo, él aún sería dos, pero ella no lo sabría. Quería realmente dejar de ser contradictorio, quería dejar de ser dos. Quería ser feliz a su lado. Sollozó en la tercera imagen veloz, pero lo haría. Se despidió de sí mismo, respiró profundo y se levantó del sofá para llamarla.

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

20 dólares compran mucho maní

Bazofia que aloja textos bazofia sobre bazofias de la vida diaria

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

A %d blogueros les gusta esto: